Categorized | Psicología, Sociedad

Adolescencia. Guía para padres y madres.

¿Cómo pueden ayudar los padres a su hijo durante la adolescencia?

La adolescencia es una etapa de cambio. La misma palabra “adolescente” en latín quiere decir “que está creciendo”, del mismo modo que “adulto” quiere decir “que ya ha crecido”. Por eso nos equivocamos al describir las características de la adolescencia. Le damos vueltas a lo que le queda del niño, su dependencia e inmadurez, lo que le toca de adulto, su desafío, su fuerza creadora. Para hablar de la adolescencia necesitamos palabras dinámicas. Es un paso, una etapa de crisis, una revolución.

Adolescente depre¿Y qué pueden hacer los padres ante esa revolución? También para ellos es una crisis esta etapa que exige un cambio en su papel. Los padres oscilan entre su impulso de seguir controlando el crecimiento de su hijo intentando evitarle riesgos, o claudican ante la reclamación de derechos del nuevo adulto en ciernes. Necesitarán aprender a dejar que su hijo se equivoque, se choque y encuentre su propia salida, sin por ello soltar el timón. Tendrán que seguir presentes, cercanos, manteniendo el rumbo, y dispuestos a intervenir con firmeza para evitar riesgos excesivos.

Aporto el enlace a una interesante guía para padres y madres de adolescentes [1]. Este es el resumen de sus conclusiones:

  • Cuanta más información tenga sobre la adolescencia, mejor podrá anticiparse a los cambios y las decisiones que tome serán mucho más eficaces.
  • Manténgase al tanto de la vida de su hijo dentro y fuera de la escuela.
  • Una buena relación con los padres es la mejor protección para crecer y explorar el mundo. Sea imaginativo para seguir conectado a su hijo.
  • El afecto incondicional y unas normas claras, razonables y razonadas son los cimientos para que su hijo se desarrolle y se sienta seguro.
  • Hable con su hijo de los temas importantes en la vida y no evite los temas delicados o difíciles.
  • Márquele metas altas pero realistas. Dígale que espera de él su mejor esfuerzo.
  • Valore la educación, mantenga el contacto con los profesores, y supervise su evolución académica.
  • Ayúdele a descubrir sus puntos fuertes y elógielo por lo que hace bien.
  • Conozca a los amigos de su hijo y a sus padres. Hable con él sobre los amigos, la amistad y las cosas que pueden pasar cuando esté con sus amigos.
  • No deje a su hijo solo frente a los medios de comunicación y la publicidad.
  • Converse sobre las películas, los video-juegos, las revistas que lee y la música que escucha.
  • Los valores que usted desea para su hijo tienen que vivirlos en la familia para luego ponerlos en práctica.
  • Esté alerta ante los problemas graves que pueden surgir durante la adolescencia. Si no puede afrontarlos, busque ayuda profesional cuanto antes.
  • No se desanime ante las dificultades, la mayoría de adolescentes las superan con éxito si los padres están disponibles para ayudarles y no se rinden.
  • Escuche a su adolescente.

https://dl.dropboxusercontent.com/u/66382180/pdf%20para%20psicomont/adolescentes-guia%20PADRES.pdf

Rafael Pareja Flores

[1] Cómo ayudar a su hijo durante los primeros años de la adolescencia. Departamento de Educación de los Estados Unidos. Oficina de Asuntos Intergubernamentales e Interagencia. Washington, D.C., 20202. Versión adaptada y corregida por Gregorio Verano Rodríguez (Psicólogo. Ayuntamiento de Avilés).

 

2 Responses to “Adolescencia. Guía para padres y madres.”

  1. Emy dice:

    Desde que mis hijos se fueron de casa vivo oseibsonada con mi salud. Todo es motivo para acudir al me9dico: un lunar que no habeda visto antes, un dolor en el costado, caida excasiva de pelo. El me9dico me ha dicho que tengo ansiedad y que no tengo que obsesionarme. Estoy tomando algo de medicacif3n porque no veo capacitada para sobrellevar todo esto. Soy una persona me1s con ansiedad y en tratamiento para acabar con ella. Sin duda una de las epidemias del siglo XXI

  2. Rafael Pareja dice:

    La marcha de los hijos es uno de los momentos de cambio en la vida familiar y personal que ponen a prueba el equilibrio psicológico. En su caso, esa pérdida ha tenido efectos importantes. El interés y energía que tenía puesta en sus hijos, se han vuelto hacia sí misma, hacia su cuerpo, en forma de ansiedad hipocondríaca (preocupación por las enfermedades).
    ¿Y porqué no puede sobrellevar esa pérdida? Se trata de un momento natural del ciclo vital en el que sus hijos han crecido y se independizan. Algo está obstaculizando que usted lo acepte y disfrute de la nueva situación.
    Por tanto, no estoy de acuerdo en lo que dice, “soy una persona más con ansiedad”, esa fatalidad y conformismo con su malestar. No es una persona más. Fíjese que en pocas líneas ha explicado que su ansiedad tiene sentido, aunque sea un sentido que no entiende del todo.
    La animo a que no se conforme y busque un nuevo equilibrio personal. Use la medicación mientras la necesite pero sólo como un apoyo temporal hasta que pueda emprender su camino…
    Gracias por su comentario.

Trackbacks/Pingbacks


Leave a Reply

¿Qué opinas?

Este Blog no tiene fines comerciales. Sólo pretende la difusión de su contenido y el debate. Si te interesa alguna entrada, tu opinión es bienvenida y te agradezco su difusión en redes sociales.

LA PALABRA ENCENDIDA

"La memoria nos abre luminosos
corredores de sombra.
Bajamos lentos por su lenta luz
hasta la entraña de la noche."

Miguel Ángel Valente
(en "Fragmentos de un libro futuro").