¿Foucault versus Freud? Sobre el cambio psíquico.

Con Foucault

«No siento que sea necesario saber exactamente lo que soy.  El principal interés en la vida y obra es convertirse en alguien que no se era al principio.» (Michel Foucault).

La contundencia y radicalidad de esta afirmación son seductoras y, al menos en apariencia, se oponen tanto a la máxima griega, “conócete a ti mismo”, como a la apuesta terapéutica de Freud que  basa el cambio psíquico en el descubrimiento del inconsciente.

Con Freud

El inconsciente,… ese nuestro centro excéntrico. Así lo sugirió el genio poético de Rimbaud, freudiano antes que Lacan, cuando dijo: «Je est un outre», «Yo es otro». Una famosa frase de Freud –“Wo  es war, soll ich werden”-, sugiere una dirección para el tratamiento, y aún más, una dirección para la vida. En traducción muy libre, indica que es preciso realizar aquello que somos sin saberlo, luchar por “la causa” de cada uno. En cierto modo, el tratamiento consiste en liberarse de las ataduras que impiden que el sujeto se encuentre y se realice a sí mismo… Lo que nunca se produce del todo!
Si pensadores de la talla de Foucault llegan realmente a producir una obra y una personalidad tan intensa y original -aunque afirme que no desea saber de sí mismo- encontramos en su trayectoria la realización de una posición subjetiva ambiciosamente desafiante y que le hizo llegar tan lejos.

FreudCambio psíquico y Psicoterapia

En psicoterapia, el debate sobre el alcance y la estrategia para el cambio psíquico permanece abierto. ¿Es preciso conocerse a sí mismo, o basta con cambiar sin saber cómo se ha producido? El tratamiento y las técnicas psicológicas producen muchos cambios de síntomas definidos, cambios menores, parciales, aunque de gran importancia para el paciente. Por el contrario, los cambios de características arraigadas en “la personalidad” requieren un mayor compromiso psicoterapéutico tanto al paciente como al psicoterapeuta. El equilibrio entre análisis y profundidad frente al uso de técnicas útiles para cambios psíquicos más superficiales, depende tanto de las necesidades del paciente como de la posición de psicoterapeuta.
Sirvan estas dos reflexiones de pensadores tan relevantes como un par de “relámpagos” que iluminen fugazmente un tema tan complejo.
 
Rafael Pareja Flores
Otras entradas del blog sobre este mismo tema en los siguientes enlaces:
 

Leave a Reply

¿Qué opinas?

Este Blog no tiene fines comerciales. Sólo pretende la difusión de su contenido y el debate. Si te interesa alguna entrada, tu opinión es bienvenida y te agradezco su difusión en redes sociales.

LA PALABRA ENCENDIDA

"La memoria nos abre luminosos
corredores de sombra.
Bajamos lentos por su lenta luz
hasta la entraña de la noche."

Miguel Ángel Valente
(en "Fragmentos de un libro futuro").