La felicidad. Entrevista en Radio Guadaira.

Borrás. Ibiza con luna llena

El programa de Radio Guadaira, «Humanos» me entrevistó sobre la felicidad, tema  tan interesante como complejo y sobre el que ya había publicado una breve reflexión también incluida en este Blog con el título «Las píldoras de la felicidad». Intenté trasmitir qué es y qué no es la felicidad con un estilo reflexivo y a la vez sencillo y ameno.

Está disponible la grabación de vídeo del programa, adjunto el enlace:

«Humanos». Programa núm. 1. LA FELICIDAD. Rafael Pareja 

Espero que os guste y me encantará recibir vuestros ecos, opiniones, preguntas y aportaciones!

Pero si preferís una versión más breve, estos son algunos de sus contenidos:

– La sociedad parece creer que se puede elegir ser feliz, que basta con quererlo. Además, contamos con muchos desarrollos tecnológicos que nos resuelven problemas, avances científicos que curan la enfermedad y evitan el dolor. De modo que no parece haber impedimento para ser felices. Por tanto, ser feliz no es una elección sino que parece que hay que ser feliz a toda costa y no ser feliz, parece un pecado moderno… Así que todo vale: hay que conseguir dinero, sexo, ocio, ascender rápidamente… La paradoja es que someterse a ese imperativo de la felicidad puede hacer muy difícil ser feliz.

– Los fármacos pueden ser necesarios en ocasiones, pero de ningún modo pueden ser la vía hacia la felicidad. Pueden aliviar el sufrimiento, pero no nos ayudan a aprender a soportarlo, ni a resolver los conflictos que nos causan dolor, a reconocernos en nuestros síntomas y a trabajarlos. Al contrario, si lograran evitar el sufrimiento o eliminar los síntomas, nos privarían de lo más íntimo y la guía más valiosa hacia la felicidad.

Borrás. La casa del paraíso.

– Existe una sobreabundancia de información sobre la felicidad, tanto en los terrenos menos serios de la sabiduría popular como incluso en estos estudios de la Psicología positiva, y se genera mucha confusión. Creo que este exceso de discursos sobre la felicidad es un síntoma de nuestra época que mantiene la creencia de que ser feliz es algo que se puede elegir, casi adquirir como si fuera un bien. Y por tanto, es obligatorio, como dije antes. Nuestra sociedad cree en el placer y lo persigue. No tiene cabida un discurso en el que se pueda entender el displacer,  el sufrimiento, las renuncias, el esfuerzo, los límites, las faltas. Confunde la felicidad con el placer y esa confusión dificulta acceder a ella.En mi opinión, la felicidad no se encuentra en el placer, ni en la satisfacción de las pasiones, ni en el disfrute de la imagen. Está más cercana al deseo y de la autorrealización. No se consigue a través de los bienes sino a través del bien, de los ideales. Por lo tanto, no es algo que se alcanza sino algo que se persigue a través de los propios ideales que es preciso construir y con los que hay que aprender también a aceptar su cumplimiento parcial, nuestra limitación a estar a su altura, pero nuestro compromiso con ellos. De este modo, todas las teorías y métodos que circulan sobre la felicidad, aunque aportan su parte de verdad, también confunden. Todos los consejos, incluidos los más científicos, están muy bien para todos, así en general, pero no para cada uno. La búsqueda de la felicidad requiere aceptar el sufrimiento, conflictos, síntomas, el reto de vivir. Y sólo a través de ellos, resolviendo los retos que nos plantea la vida, se puede acceder a un estado de felicidad que no sea engañoso.

Rafael Pareja Flores
 

Leave a Reply

¿Qué opinas?

Este Blog no tiene fines comerciales. Sólo pretende la difusión de su contenido y el debate. Si te interesa alguna entrada, tu opinión es bienvenida y te agradezco su difusión en redes sociales.

LA PALABRA ENCENDIDA

"La memoria nos abre luminosos
corredores de sombra.
Bajamos lentos por su lenta luz
hasta la entraña de la noche."

Miguel Ángel Valente
(en "Fragmentos de un libro futuro").