Psicoterapia. La vida a examen, los casos de Stephen Grosz

En su libro “The examined life”, publicado en español como “La mujer que no quería amar”, el psicoanalista y escritor Stephen Grosz, en cada capítulo presenta en breves líneas alguna de las consultas atendidas a lo largo de su carrera. Cualquiera de esos artículos permite apreciar la diferencia con las apariciones habituales de la psicología en los medios de comunicación, esos artículos de divulgación tan simples que confunden más de lo que difunden. Por el contrario, cada entrega de La vida a examen refleja en breves trazos las claves de cada uno de los casos de psicoterapia que presenta. Despojado de estadísticas, clasificaciones de trastornos mentales y resultados de tests psicológicos, con la sola ciencia del diálogo, a través de las palabras de sus pacientes, ilumina el sentido del sufrimiento, sus causas, su apuesta.

En el artículo Sobre no estar en pareja, cuenta la historia de un hombre: “Vino a mi consulta dos días después de haber cancelado su boda… tuvo la certeza de que en algún momento, después de haber tenido hijos, un día se despertaría y descubriría que era gay.” Ante una consulta como esta, muchos psicólogos hubieran intentado hacer terapia de pareja, hubieran convencido a Michael de que su temor a ser gay era infundado, le hubieran ayudado a aceptarlo, o le hubieran enseñado relajación para reducir su ansiedad en las relaciones…

Sigue Stephen Grosz: (años después) “se presentó en mi despacho. La situación empezó a verse más clara después de una nueva ruptura con otra novia…” Michael ha llegado a entender: “El hecho es que cuando estoy en pareja siento que desaparezco, que muero… No todos estamos hechos para las relaciones… Creo que cuesta trabajo creer que yo era genuinamente feliz estando solo.”

En El don del dolor, explica el caso de un chico de 21 años que tiene serios problemas con la ley, la bebida y peleas, en una vida muy desordenadaPsicoterapia. El don del dolor.. Había sido adoptado cuando tenía dos años tras sufrir una seria desatención por su madre drogadicta y pasar por varias casas de acogida. En la consulta, Matt contó su alarmante situación actual. Pero dice Stephen Grosz, al escucharlo “yo no me sentía especialmente alarmado, me distraía fácilmente. El espacio entre las palabras de Matt y los sentimientos que me provocaban era enorme. Me sentía extrañamente desconectado.” Grosz muestra así cómo usa sus propios pensamientos y sentimientos ante el relato del paciente para entender lo que a éste le ocurre: “imaginé una serie de escenas de sus primeros meses de vida. Vi a un bebé llorando y siendo ignorado por su irresponsable madre… Una consecuencia de aquellas primeras experiencias de Matt podía ser su incapacidad para hacer que alguien se preocupara por él, ya que no pudo aprenderlo de su madre. Y él mismo también parecía bastante indiferente respecto a su propia situación… Empecé a comprender que no registraba sus propias emociones: incapaz de sentir su propio dolor emocional, estaba en peligro permanente, quizá fatal, de dañarse a sí mismo.”

Estos y tantos otros artículos de Grosz permiten entender en qué consiste la psicoterapia psicoanalítica. Con frecuencia, algunos psicólogos intentan “curar” los síntomas antes de tener ni la menor idea sobre lo que quieren decir y para qué sirven. Intentan eliminar el dolor psíquico que tal vez es el testimonio de nuestra herida más íntima y el hilo conductor de su solución.

La psicoterapia es el encuentro singular de dos personas. El terapeuta escucha lo que el otro tiene que decir. Su ciencia y su arte consisten en hacer que el sujeto que acude a la consulta pueda llegar a expresar y entender lo que le trae, lo que le ocurre, lo que es. Los síntomas no son artefactos extraños, sino que ocultan –y reflejan-  el sentido de nuestros deseos, los conflictos internos que nos atenazan.

Como dice Grosz, “en un momento u otro, todos tratamos de silenciar las emociones dolorosas. Pero cuando conseguimos no sentir nada, perdemos el único medio que tenemos de averiguar qué nos hiere y por qué”.

Rafael Pareja Flores
Referencia al libro de Stephen Grosz, La mujer que no quería amar y otras historias sobre el inconsciente, Editorial Debate, 2014.
Otra entrada del blog sobre este tema en el enlace: Psicoterapia y Psicoanálisis

 

2 Responses to “Psicoterapia. La vida a examen, los casos de Stephen Grosz”

Trackbacks/Pingbacks

  1. […] del blog sobre este mismo tema en los siguientes enlaces: – Psicoterapia y psicoanálisis Psicoterapia: la vida a examen […]

  2. […] Otra entrada del blog sobre este tema: Psicoterapia. La vida a examen […]


Leave a Reply

¿Qué opinas?

Este Blog no tiene fines comerciales. Sólo pretende la difusión de su contenido y el debate. Si te interesa alguna entrada, tu opinión es bienvenida y te agradezco su difusión en redes sociales.

LA PALABRA ENCENDIDA

"La memoria nos abre luminosos
corredores de sombra.
Bajamos lentos por su lenta luz
hasta la entraña de la noche."

Miguel Ángel Valente
(en "Fragmentos de un libro futuro").